lunes, 28 de julio de 2014

Madres y Aybar, el asistente de Boudou

Fue "marido a domicilio" en la costa bonaerense. Se encargaba de arreglar lo que podía: algo de plomería, algo de gasista. También fue recolector de basura. Y ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) se registró primero en el rubro que abarca desde astrología y lustrabotas hasta peluquería de animales.


Pero eso fue antes, en sus tiempos de monotributista. Ya con Amado Boudou en el gobierno nacional, su amigo Aybar Roberto Domínguez pasó a figurar como empleado de la Anses, a pagar Ganancias desde 2011 y, dos años después, a figurar como prestador de "servicios empresariales".

El giro en la vida de Domínguez, que también se presenta como "comerciante" y divorciado, se dio tras conocer a Boudou y a su socio José María Núñez Carmona. Al punto de que se presentó ante la administración del complejo River View de Puerto Madero como "apoderado" del departamento de Boudou.

pd: el resto de la nota publicada hoy en LA NACIÓN, acá.

domingo, 27 de julio de 2014

Buitres: antes Congo; ahora van por la Argentina

Fueron por Congo; ahora por la Argentina. Fueron por sus bonos en default, pero también rastrearon activos derivados de la corrupción. Le apuntaron al presidente Denis Sassou-Nguesso; y ahora a la presidenta Cristina Fernández, a su hijo Máximo Kirchner y a su socio Lázaro Báez. Y bucearon en los lazos entre la petrolera estatal congoleña y el banco BNP Paribas, como ahora apuntan a YPF y su acuerdo secreto con Chevron. Hasta que, tras acusarlos de "serpientes" y "matones", Congo pagó. Ahora quieren el cheque de la Argentina.

Durante los últimos años, el fondo Elliott Associates -controlante de NML- desplegó un equipo de 100 personas para avanzar sobre la Argentina. Incluyó abogados, contadores, economistas, expertos financieros e investigadores. La mayoría integró antes la "task force" que puso contra las cuerdas a la República del Congo, tras una pesquisa que abarcó Hong Kong, Londres, París y las islas del Caribe. Ahora, por la Argentina, avanzan sobre los estados de Nevada y Delaware, en Estados Unidos, y paraísos varios en el Caribe, Europa y hasta las islas Seychelles.


El núcleo duro de los investigadores lo conforman ex periodistas de investigación de algunos de los medios más prestigiosos de Estados Unidos, al igual que ex oficiales de fuerzas de seguridad con vínculos aceitados en agencias de inteligencia.

El plan de Elliott es avanzar sobre tres objetivos simultáneos: detectar activos que puedan ejecutarse para cobrar sus acreencias, presionar a la Presidenta -no sólo como funcionaria, sino de manera personal, al avanzar sobre su hijo, su socio y ella misma- y generarle un dolor de cabeza al Gobierno ante la sociedad argentina, al dejar al descubierto, de lograrlo, millones de dólares extraídos de las arcas públicas por actos de corrupción.

Parece difícil, acaso imposible. Pero con el Congo no les fue mal.

pd: el resto de la nota publicada hoy en LA NACIÓN, acá.

domingo, 20 de julio de 2014

Nùñez Carmona y el Tango 01

José María Núñez Carmona, el socio del entonces ministro de Economía, Amado Boudou, coordinó los esfuerzos para que, a mediados de 2010, la Justicia levantara la quiebra de Ciccone Calcográfica. Actuó contra reloj con un objetivo declarado: subirse con ese logro al Tango 01 que llevó al matrimonio presidencial Kirchner a Nueva York, el 22 de septiembre de ese año, para participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

El intento de Núñez Carmona incluyó los esfuerzos de organismos públicos, en particular de la AFIP y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, controlada por el entonces secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. También el de abogados de los estudios Taiah, Laporta y Fargosi, según reconstruyó la nacion sobre la base de documentos públicos y privados, y el relato de una docena de funcionarios y fuentes del sector privado.


Pese a esos esfuerzos, Núñez Carmona no logró levantar la quiebra de la ex Ciccone antes de que despegara el avión presidencial. La Justicia aprobó la resurrección de la imprenta el 24 de septiembre, dos días después de que el Tango 01 despegara rumbo a Estados Unidos. Pero la operatoria expone otro indicio sobre el protagonismo del socio del vicepresidente detrás de la nueva Ciccone, beneficiado por el poder y los contactos que le proveyó Boudou desde el Palacio de Hacienda.

"Estaban apuradísimos por levantar la quiebra; desesperados por firmar", relató a la nacion una fuente de la familia Ciccone, al recordar los esfuerzos de Núñez Carmona y del rostro visible de The Old Fund, Alejandro Vandenbroele. "José María dirigía la batuta y era el que daba las órdenes cuando nos reuníamos en la sala de reuniones del estudio Taiah", añadió.

pd: el resto de la nota publicada en LA NACIÓN, acá.

sábado, 19 de julio de 2014

Caso Ciccone - Katya Daura, nominada

Los investigadores judiciales sospechan que cuando era ministro de Economía, Amado Boudou, y sus colaboradores influyeron de manera decisiva sobre la Casa de Moneda para impedirle que recuperara su completa autonomía funcional y forzarla, luego, a contratar a la nueva Ciccone Calcográfica, ya bajo el control de The Old Fund.

Esas sospechas se plasmaron ayer en el escrito que presentó el fiscal federal Jorge Di Lello, quien pidió que se llame a indagatoria a la actual titular de la Casa de Moneda, Katya Daura, una estrecha colaboradora de Boudou desde sus años compartidos en la Anses.


Di Lello también requirió indagar a otros dos funcionarios de la Casa de Moneda: el entonces gerente de Compras y Contrataciones, Juan Luis Biasin, y la entonces jefa de importaciones, Analía Istueta, mientras que solicitó citar como testigo al ex gerente de Administración y Finanzas, Daniel Menazzi.

El juez federal a cargo del caso Ciccone, Ariel Lijo, ya expuso la hipótesis delictiva cuando dictó los procesamientos de Boudou, su socio José María Núñez Carmona y Alejandro Vandenbroele, entre otros. Sostuvo que, como ministro de Economía, Boudou boicoteó los planes de modernización de la Casa de Moneda, que le hubieran permitido cubrir toda la demanda de impresión de billetes.

"Luego de casi un año y medio de avanzado trámite -relató Lijo en su resolución-, Amado Boudou, en su calidad de ministro de Economía, habría ordenado verbalmente no otorgar el aval requerido por el Banco Nación para el otorgamiento del crédito necesario para efectivizar la compra de los equipos."

pd: el resto de la nota publicada hoy en LA NACIÓN, acá.