lunes, 30 de noviembre de 2009

"Yo no soy la única llave"

Guido Alejandro Antonini Wilson aceptó que lo entrevistara para LA NACION.

Anda algo enfadado porque, dice él, la investigación en la Argentina no se mueve tan rápido como debería, más allá de que él no viaja a Buenos Aires para testificar. "Yo no soy la única llave, ni la única solución para este caso", argumenta.

Plantea, con cierta lógica, que había otros siete pasajeros (más dos pilotos) en aquel vuelo.


El problema, claro está, es que todos callan lo que saben. Sea por presión externa o para evitarse probleas propios...
El link a la nota, acá: http://www.lanacion.com.ar/1205478

sábado, 28 de noviembre de 2009

Si De Vido lo dice...

Habla al país el Excelentísimo Señor Ministro de Planifación Federal de la República Argentina, Arquitecto Don Julio Miguel de Vido. Y dice:



Y si el Ministro De Vido lo dice, será así (link a la nota, acá: http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=33563).

By the way, les recuerdo que este es el mismo ministro que utilizó un teléfono celular registrado con un nombre falso y un DNI falso para comunicarse con su subalterno, Claudio Uberti, aquel vertiginoso fin de semana en que ocurrió el decomiso.

Esa novedad la publicamos el 27 de octubre (link: http://www.lanacion.com.ar/1191153).

Dos días después, su abogado LLAMÓ a LA NACIÓN. Cuando mi colega Gabriel S. le aclaró que teníamos copia del memo oficial que así lo probaba, quedó en consultar otra vez con su cliente. No volvió a llamar.

Por lo tanto, insisto: ¿QUÉ HACE UN MINISTRO DE LA NACIÓN UTILIZANDO UN TELÉFONO QUE RESPONDE A UN NOMBRE Y UN DOCUMENTO FALSOS?

(Eso sí, vale aclarar, toda la culpa, responsabilidad y eventual delito es de Antonini, ¿ok?).

viernes, 27 de noviembre de 2009

jueves, 26 de noviembre de 2009

La entrevista con Antonini 2.0

Les paso el link al audio de la entrevista de Guido Alejandro Antonini Wilson con Juan Cruz Sanz, periodista de Perfil, "Le doy mi palabra" (el programa de Alfredo Leuco) y escriba de un muy interesante blog:



Antonini recordó que:

1. Cladio Uberti le dijo que la maleta era del Presidente.

2. Varios le dijeron que el dinero era para la campaña.

3. Diego Uzcátegui le comentó sobre otra valija con US$ 4,2M

4. Claudio Uberti le transmitió un mensaje, al parecer, presidencial: "Te bancaremos hasta la muerte".

5. Etcéteras varios.

El audio, acá:






Y el link al blog, acá: http://juancruz-rgl.blogspot.com/

De Rosario, con amorrrr!

Fui pa' Rosario el jueves 19, invitado por la Fundación Libertad.

Me trataron de primera, la conferencia/presentación del libro salió muy bien y coordinaron varias entrevistas con medios locales: radios, teles, portales de Internet y....


con "La Capital", de Rosario, uno de los diarios decanos del país (acumula más años que LA NACION y eso ya es mucho decir, ¿eh?).

pa' quien quiera leer el diálogo con don Mauricio M.: http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2009/11/21/noticia_0005.html

miércoles, 25 de noviembre de 2009

La corporación

"No hay motivos para interpelarlo", exoneró el jefe del bloque de senadores del FPV kirchnerista, Miguel Ángel Pichetto.

Hablaba, claro, de Don Aníbal F., que quien tras negar, desmentir, refutar, replicar y contestar a quien afirmara que Guido Alejandro Antonini Wilson sí ingresó a la Casa Rosada, ahora admitió que sí, que el venezolano entró.

Para Pichetto, no hay motivos para interpelarlo porque Aníbal (textual): "Habló desde el desconocimiento".

IM-PE-CA-BLE.

El problema, cabe aclarar, no pasa porque el FPV no quiera hundir a uno de los suyos, sino que la oposición resulta tan débil (siendo benevolente), sino que además no tienen LA MÁS MÍNIMA IDEA de cómo fue el caso.

Salvo Patricia Bullrich, que en algún momento viajó a Miami para buscar información (y me consta porque la vi junto a otros colegas periodistas en audiencias de la Corte), el resto está PIN-TA-DO.

Para empezar, ¿a ningún legislador se le ocurrió enviar un pedido de informe a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) para verificar si es cierto lo que publicamos en LA NACION el 3 de agosto de 2009?

Ese día, revelamos "las extrañas llamadas que hubo antes de que Antonini huyera", llamadas que incluyeron al secretario privado de Aníbal F. (y al día siguiente hablé con un vocero de Aníbal F., que NO SALIÓ A DESMENTIRNOS). La nota, acá: http://www.lanacion.com.ar/1157895

pd: es en estas ocasiones en las que me nace una preguntilla: ¿no será que más que ineficientes, del otro lado miran para otro lado A PROPÓSITO? Digo, cuestión de reacciones corporativas, que le dicen...

De la CNN (en Español) al mundo

Me parece que yo a este muchacho lo conozco...



¿Temas? Antonini, Casa Rosada, gobiernos de la Argentina y Venezuela, valijas, dólares, broli, vuelos de la ONU, admisión de Aníbal F., roles de Julio de Vido, Claudio Uberti, Victoria Bereziuk y José María Olazagasti, y otros tópicos varios de este blog (que no, no mencioné por su nombre porque me pareció mucho).

pd: solo me falta Al-Jazeera y canto bingo...

martes, 24 de noviembre de 2009

Del Pingüino (inflable) a Antonini

Respuesta al enigma de ayer: Julio de Vido es el personaje clave que explica cómo y por qué entró Guido Alejandro Antonini Wilson a la Casa Rosada (si recién ahora conocés este blog o hace un par de días que no lo revisas, primero lee el post anterior a este, al menos las dos post-data).

En la edición de hoy de LA NACION, informamos que el hombre que habría destrabado el ingreso de Antonini sería José María "el vasco" Olazagasti, más conocido como el secretario privado del ministro de Planificación Federal, Julio de Vido (el link a la nota, acá: http://www.lanacion.com.ar/1203520).

¿Un poco de historia sobre quién este muchacho Olazagasti? ¿Al menos un flash de contexto?

El primer capo al que se le ocurrió sumar pingüinos inflables a los actos y movi-lizaciones K fue Don Roberto Olazagasti, alias, el padre del Vasco y, para más datos, amigo y compañero de aventuras del secretario de Comercio Interior, Guillermo "Napia" o "Patota" Moreno. (Se los presento a quienes viven en otros países y desconocen la fauna argentina: es el que aparece a la derecha de estas líneas marcando su posición con un dedito... y aclaro que no le falta un dedo como a Luiz Inácio Lula da Silva, ¿eh?). Otro LINDO MUCHACHO.

Lo relevante para este post, de todos modos, es un llamadito. Y no a Susy Giménez. Sino entre Olazagasti (el hijo, que no el padre) y Victoria "la secretaria" Bereziuk.

Ocurrió a las 17,16 del lunes 6 de agosto de 2007. Esto es, minutos antes de que Antonini lograra ingresar a la Casa Rosada y... 63 HORAS DESPUÉS DEL DECOMISO DE LOS US$ 8o0.000.


(Olazagasti aparece en esta foto con una PELUCA de fantasía; y Bereziuk aparece en esta foto con unas ANTENITAS, también de fantasía... siempre conviene aclarar por las dudas...).

El llamado entre ambos duró apenas 68 segundos y la antena de telefonía celular que tomó esa conversación se ubica en Leandro N. Alem 36, es decir, la que abarca la Casa Rosada....

Insisto: si Antonini era un pirata, mentiroso, ladrón, engañador y hasta agente de la CIA que engatusó y sorprendió con esos US$ 800.000 al resto de los funcionarios argentinos y venezolanos que volaron con el desde Caracas, ¿¿¿POR QUÉ LO INVITARON A LA CASA ROSADA DOS DÍAS DESPUÉS DEL DECOMISO???

Momento histórico

Y el día llegó.

Aníbal F. reconoció lo que ya era insoslayable: Guido Alejandro Antonini Wilson SÍ estuvo en la Casa Rosada, dos días y monedas después del decomiso de los US$ 800.000 en el Aeroparque.


El actual jefe de Gabinete lo admitió al dialogar con periodistas de Radio Continental que le preguntaron por el video de Canal 7. Ese video cuya "veracidad" él dubitó entre el jueves y el viernes.

"Lo vi por televisión y lo doy por hecho", se retractó ahora Aníbal F.

IM-PRE-SIO-NAN-TE.

Claro que después volvió a defender su actuación y afirmó que él ordenó una investigación interna sobre aquel acto ("revisé todos los controles, que son muy duros, y no aparecía. Para nosotros no existía").

La pregunta que resulta obvia ante ese planteo es la siguiente: Si "todos" los controles de la Casa Rosada "son muy duros", ¿QUIÉN TUVO O TIENE EL SUFICIENTE PODER PARA QUE UN VENEZOLANO INGRESE SIN DEJAR RASTROS EN ESOS CONTROLES?

pd1: un par de ayuditas para resolver el enigma: 1) Uberti dependía de un ministro, ¿cuál?; 2) quien destrabó el ingreso de Antonini en la Rosada habría sido el secretario privado de un ministro , ¿cuál?; y Antonini sostiene que quien lo palmeó en la espalda y lo saludó en el Salón Blanco fue ese mismo ministro, ¿CUÁL?

pd2: por las dudas que todavía el enigma resulte complicado: ese ministro sigue en funciones, tiene bigotes y no es Aníbal F...

lunes, 23 de noviembre de 2009

Buscando a Wally

Por Nik...



No se enoje, Don Aníbal, es apenas un chascarrillo...

Marchen unos anteojos para Bereziuk...

Victoria Bereziuk fue la primera persona que, en ON THE RECORD, dijo que Alejandro Antonini sí ingresó a la Casa Rosada el lunes 6 de agosto de 2007, 63 horas después de detectado los US$ 800.000 en el Aeroparque.

¿Por qué lo dijo? No lo sé (¿estrategia de defensa? ¿mensaje cifrado para alguien? ¿deseos de perjudicar a ese alguien?). Pero queda claro que sólo dijo verdades a medias.

Bereziuk dijo que sólo lo vio a Antonini de pasada, en un hall de la Rosada, mientras que ella iba y venía con muchos papeles y participaba de la previa del acto presidencial. Y que, en definitiva, no sabía cómo había ingresado el venezolano.

Esa declaración, no obstante, choca con la que me dieron dos venezolanos: el propio Antonini y su entonces amigo y empleado, Daniel Uzcátegui. Ambos dijeron que sí, que Antonini estuvo en la Casa Rosada. Más aún que quienes llevaron al supuesto "valijero" fueron Bereziuk y la ejecutiva de PDVSA, Maryory Gutiérrez.

Ahora bien, Maryory es quien aparece a la izquierda de Antonini en esta foto. Y Victoria Bereziuk es quien aparece a la izquierda de la imagen, sentada delante de los venezolanos.



Si, tal como declaró ante la Justicia, Bereziuk solo vio al venezolano (más de 1,80 mt y 150 kilos) de pasada y en un pasillo, estamos ante un misterio. Porque lo vio antes y después del acto (incluso dentro de la Rosada de acuerdo a Antonini, Uzcátegui y múltiples fuentes), y juntos se fueron luego a cenar (Rosa Negra) y a bailar (Bar Gran Danzón)

MARCHEN UNOS ANTEOJOS PARA LA SEÑORITA...

sábado, 21 de noviembre de 2009

De Vido, te invocan desde Miami

Juan Cruz, buen amigo, logró entrevistar a Alejandro Antonini para el diario Perfil de hoy, sábado.

"No me controlaron porque íbamos con la gente de De Vido" es el título y bien puesto que está porque el Gobierno argentino ahora salió a afirmar que si Antonini ingresó a la Casa Rosada, seguro que lo logró porque entró como parte de la comitiva VENEZOLANA.

Como Antonini sostiene que no ingresó con los venezolanos, sino con la "gente de De Vido" (*) ese argumento comienza a flaquear.



(*) hace ya tiempo, el 30 de septiembre de 2008, publicamos en LA NACION que quien destrabó el ingreso de Antonini a la Casa de Gobierno fue el secretario privado de De Vido, Jose Maria "el Vasco" Olazagasti. El link: http://www.lanacion.com.ar/1054770


ENTREVISTA EXCLUSIVA A ANTONINI WILSON

“No nos controlaron porque íbamos con la gente de De Vido”

Desde Florida, EE.UU, el hombre de la valija le contó a PERFIL cómo fue su visita a la Casa de Gobierno. “Uberti se creía Al Capone”, dice.

“¿Por qué querían que esté en Casa Rosada? ¿Por qué la insistencia? ¿Por qué querían que me siente en la primera fila? ¿Por qué querían que me siente junto a Rafael Ramírez?”. Quien se hace todas estas preguntas es Guido Alejandro Antonini Wilson, el hombre de la valija, que dos años y medio después, la madrugada del 4 de agosto, parece no encontrar respuestas.

Tranquilo y luego de varios contactos previos decide hablar en exclusiva con PERFIL, justo un día después de que la Justicia argentina obtuviera el video que demuestra que estuvo en el Salón Blanco de la Casa Rosada, 48 horas después del decomiso de los 800 mil dólares. Algo que el Gobierno argentino negó de manera enfática. “Yo no soy un santo, pero no soy un pillo”, dice Antonini, quien repite con exactitud la frase de Aníbal Fernández cuando lo trató de “mequetrefe de alquiler”. “Siempre dije la verdad”, asegura.

El tono de su voz suena relajado y aclara que por una cuestión judicial no va hablar de la causa en la que se lo investiga por presunto lavado de dinero. En 45 minutos de entrevista telefónica con PERFIL desde Miami, contó con precisión cada minuto de su estadía en Buenos Aires, el 6 de agosto de 2007. Ese mismo día entró a la Casa Rosada acompañado por Victoria Bereziuk, la ex secretaría de Claudio Uberti, el hombre que manejaba los negocios con Venezuela y ex director del Occovi.

“Antes del acto fuimos a almorzar a un restaurante de Puerto Madero. Gente alta de PDVSA y Diego Uzcátegui, hombre fuerte de PDVSA. Creo que algunos formaban parte de la comitiva oficial de Chávez”, recuerda Antonini. “Quédate tranquilo, ellos te tienen que sacar de esto”, relata Wilson que le repetía Diego Uzcátegui entre vino y vino. Antonini también asegura que Uzcátegui le sugirió que se haga cargo del dinero, pague la multa y se quede con la otra mitad. “Si mostraba cooperación, me trataban como un rey; si me negaba, se encargaban de presionarme”, cuenta.

—¿Cómo le llegó la invitación a la Casa Rosada?

—Luego del almuerzo me volví al hotel. Estaba fresco y poniendose oscuro. Me llamó Marjorie y me dijo que teníamos un acto en la Casa Rosada y me pasó con Victoria.

A lo largo del reportaje, el nombre de Marjorie Gutiérrez aparecerá una y otra vez. Se trata de una directiva de PDVSA, que viajó en el avión de los 800 mil dólares. Lo mismo ocurrirá con Victoria, por Bereziuk, o Daniel y Diego por los Uzcátegui.

Por la tarde, Antonini paseó por la calle Alvear, miró algunas vidrieras y regresó a la habitación del hotel Sofitel. El reloj marcaba cerca de las 17: “Me saqué los blue-jeans, me puse un pantalón más acorde, el blazer que tenía y una bufanda, para que no se notara que no tenía corbata. A los pocos minutos del llamado, ya estaban en la puerta. Victoria estaba inquieta e insistente, me repetía que me tenía que apurar”, reconstruye. De acuerdo al relato de Wilson, Bereziuk llegó al Sofitel acompañada por Marjorie Gutiérrez a bordo de un Toyota Corolla.

“Entramos por un lateral. No nos dejaban ingresar con el vehículo. Victoria bajó el vidrio y mostró una credencial, pero le dijeron que no podía ingresar. Hizo un llamado telefónico.Volvió a mostrar su credencial y la dejaron pasar”, explica.

De acuerdo a un nota realizada por el diario La Nación, José María Olazagasti, secretario personal de Julio De Vido, habría sido el enlace que les permitió la entrada.

—¿En algún momento se les pidió algún tipo de identificación?

—Nunca. Entramos por un costado. Subimos unas escaleras y llegamos a un lugar donde había unos detectores de metales iguales a los de los aeropuertos, pero nosotros pasamos por un costado. Salteamos el control sin que nadie nos pregunte nada.

Antonini asegura que ya dentro de la Rosada llegaron a otro lugar, con otro detector de metales y que cuando lo iban a sortear, el encargado de seguridad le exigió que pase por el control. Bereziuk dijo que estaba con ella y permitio que tanto él, como Marjorie lleguen hasta el salón sin quedar registrados en ningún lugar.

“Antes de entrar nos detuvimos en una sala. Ahí había más gente y estaban las Abuelas de Plaza de Mayo. Había para tomar unos jugos y unos sandwichs. Luego ingresamos al Salón Blanco. Fuimos los primeros en llegar”, agrega.

—¿No le sorprendió la falta de control?

—Me di cuenta lo que era tener poder. Había mucho control, muchos policías, incluso disfrazados de cosas especiales, y nadie nos preguntó nada. Yo sabía que eso pasaba porque estaba junto a la gente de De Vido.

“Diego me agarró y me dijo que me siente adelante, junto a Rafael Ramírez (presidente de PDVSA y funcionario de Hugo Chávez). Querían que esté en primera fila. Dije que la silla era muy frágil, y me quedé parado unas filas más atrás. Era una excusa para no sentarme en ese lugar. No quería estar ahí. ‘Tu te vas a sentar con los jefes’, me dijo Diego”. El relato es pausado, por momentos entreverado, pero muy seguro. “Antes de que empezara el acto, Uberti me vio y me saludó con un buen gesto, pero yo no se lo devolví. El sabía lo que estaba pasando”

El acto transcurrió con normalidad. Todo había quedado registrado en las cámaras de canal 7. “Por el pasillo central se acercó Uberti, estaba como escudándose detrás de De Vido que me saludó con una palmada en el hombro y me sonrió. No sé qué me quizo decir con eso”, explica Antonini. “Viste, está todo arreglado”, le dijo Gutiérrez.

“Después del acto salimos por unas puertas laterales y me estaba esperando Daniel, que no había podido entrar, en un Mercedez Benz negro. Teníamos una cena donde se suponía que también iba a estar Uberti. Fuimos a la Rosa Negra de San Isidro, pero Uberti dijo que no lo habían dejado ir. Nada me extrañaba ya. Se creía Al Capone. Ellos querían celebrar porque se suponía que lo del maletín ya había pasado. Yo ya pensaba que estaba muy jodido”.

Después de la cena Bereziuk Antonini y otros fueron al Gran Danzón. un bar. Allí Bereziuk recibió un llamado en el que le avisaban que el caso ya estaba en la prensa. “Me dijo que me quedara tranquilo, que los habíamos cagado, que no tenían mi nombre y que al otro día ya nadie se iba acordar de esto. Incluso me dijo que dé la cara. ‘Dale, vamos a bailar’, me dijo”, explica el venezolano.

Antonini se enojó porque sentía que no le decían la verdad, y dejó a Bereziuk. Llegó al Sofitel, se pegó un bañó y miró el horario del primer avión que salía de Buenos Aires. Dio unas vueltas en taxi. A las 6 de la mañana se embarcó rumbó a Montevideo. Era el 7 de agosto, todo el mundo ya lo buscaba.

Videos y algo más

Ayer subí una imagen, ahora le toca el turno al video de Antonini en la Casa Rosada.

Tal como comenté en LA NACION, el supuesto "valijero" que no es tal aparece apenas unos segundos en la grabación, pero queda muy claro que sí es él.



De todos modos, también aporto este video ANTERIOR en el que Aníbal F. insistió con su habitual tono tajante, una y otra y otra vez, que Antonini no estuvo en la Casa Rosada.



Que lo aprovechen.

viernes, 20 de noviembre de 2009

¿Es él o no es él? That's the question

Dado que Aníbal F. pone en duda el video, la imagen y todo lo que sea Antonini, ofrezco una comparación. Dos imágenes de Antonini para que evalúen. Una corresponde a él en Uruguay en 2006 y la otra de Antonini, en la Casa Rosada, un año después.





¿Es él o no es él?
Juzguen ustedes.

Antonini en la Casa Rosada

Bueno, al fin apareció la bendita imagen que lo demuestra: Antonini SÍ estuvo en la Casa Rosada, tal como él, Daniel Uzcátegui y dos fuentes más dijeron a LA NACION durante los últimos dos años, pese a las desmentidas furiosas del Gobierno.

¿La foto? Acá les va:


La muchacha de pelo castaño claro que está a la derecha de Antonini (a la izquierda de la imagen) sería Maryory Gutiérrez, ejecutiva de PDVSA.

En esta foto tomada del video de Canal 7 (aclaro: oficial, público, estatal gubernamental o como quieran definirlo) no aparecen (pero sí en el video) Victoria Bereziuk y el empresario Gustavo Grobocopatel. Ambos quedaron inmortalizados en el tape, sentados a un par de metros de Antonini. Tal como el supuesto "hombre de la maleta" siempre dijo.

Habrá más novedades para este boletín (que no concluye más, pese a los intentos de los gobiernos de la Argentina y de Venezuela... es un escándalo que va y viene, pero sigue y sigue y sigue...).

pd1: Aníbal Fernández salió a dudar lo indudable: que si es o no Antonini, que a él no le consta, que no está verificado, que no hay registros... si hay un bicho que se mueve como perro, tiene el pelaje de un perro, mueve la cola como perro y ladra como perro, POR LO GENERAL ES UN PERRO. ¿Qué hay qué obtener ahora? ¿Un certificado ISO 9001 del video?

pd2: a mí me parece que a alguien de Canal 7 le van a dar un baile por este video... no me gustaría estar en sus zapatos...

Dicen que dicen

Alberto Lotuf es uno de los periodistas más conocidos y respetados del interior del país.

Conduce un programa de televisión que se transmite los sábados: "Dicen que dicen".

A continuación, la entrevista:



(nota mental: vamos mejorando. Ya no parece que tengo un quincho en el marulo, ni aparezco con el flequillito de Pepitito Marrone. Apenas me falta comenzar a decir frases coherentes y salimos adelante! ja!).

jueves, 19 de noviembre de 2009

Amigos, que no socios

El otro día hablé con Alejandro Antonini tras un par de meses sin mantener contacto alguno.

Le avisé que tenía este blog y le envié el link por e-mail.

Su respuesta fue:

"Vi el blog. Está bueno, PERO TE CORRIJO: no soy socio de FD [por Franklin Durán] y CK [por Carlos Kauffmann]. Si fuese así, yo también tendría más de 100,000,000 [de dólares] como tienen ellos, más aviones y demás. Yo me encuentro arruinado por hacer lo correcto. Nunca me dieron una tercera parte de sus ganacias. Yo era amigo, y les vendía a ellos algunas cosas, e hice algunos negocios puntuales. FUI USADO tristemente, pero no socio".

Quienes ya hayan leído "Los Secretos de la Valija" ya habrán formado su propia opinión sobre Antonini, sobre Durán (que aparecen juntos en la foto de arriba) y Kauffmann.

¿Mi opinión? Es cierto. Antonini no era socio del dúo dinámico en "sentido estricto". Pero sí lo era en "sentido amplio". Es decir, era amigo, compañero de aventuras, compañero y contraparte en algunas operaciones comerciales, y gestor en otras (como en los vuelos de la ONU). Lo que sí es cierto es que Antonini no tiene US$ 33 millones... NI A PALOS.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Perros de presa - la nueva generación

El portal "Diario sobre Diarios" (DsD) dedicó la última edición de su "Zona Dura" al caso Antonini y a los periodistas de investigación de la nueva generación, como nos define.


Comentarios varios:

1. Punto a favor: honraron a quienes se alzaron con la primicia del "caso Antonini": Edgardo Alfano, Norberto Dupesso y el equipo de noticias de TN.

2. Agradecimiento I: por los comentarios sobre "Los secretos de la valija". El libro viene bien (de críticas y, también, de ventas).

3. Acierto: al escribir el libro no abordé la versión oficial que promovieron los gobiernos de la Argentina y de Venezuela, que insistieron con que Antonini trabajaba para la CIA o el FBI. Pero así fue porque NINGUNA fuente involucrada en el caso JAMÁS me lo mencionó como algo cierto o siquiera que debiera tenerse en cuenta. TODOS lo descartaron de plano (cuestión aparte fue su ex socio Franklin Durán durante el juicio, pero allí lo planteó como estrategia defensiva).

4. Columna: me pidieron que escribiera sobre la cobertura del caso. Y en vez de buscar pelea, opté por nombrar a los colegas que produjeron muy buenos aportes. Gabriel Sued, de La Nación; Juan Cruz Sanz, de Perfil; Jorge Lanata, de Perfil y, luego, Crítica; Alberto Amato, de Clarín; y los antes mencionado Alfano y Dupesso, entre muchos otros.

5. Frase heavy: de DsD al aludir a otros colegas que escribieron libros al igual que yo. "También hay que destacar que la mayoría de esos periodistas son ajenos -al menos hasta aquí- al esquema de pautas privadas o públicas, sea mediante programas de radio o TV que conduzcan y/o produzcan. Tampoco ostentan newsletters propias con información que no publican en los medios en los que trabajan. Es decir, son periodistas".

Agradezco el piropo, aunque temo que resulta injusto con respecto a algunos colegas que DEBEN aceptar pautas porque si no, no llegan a fin de mes porque los salarios que cobran en los diarios o revistas para los que trabajan resultan un insulto. Pero sé que esa es otra cuestión, ajena a este blog, y que ya es eje de discusión en nuestro mundillo.

6. Agradecimiento II: a quienes cada día redactan, producen y mantienen ese website que, para mí, es de lectura obligada para los periodistas que trabajamos en Buenos Aires (o para medios de Buenos Aires, porque me resultó MUY útil durante mis cuatro años como corresponsal en Estados Unidos).

pd: si alguien quiere leer el análisis, clickee acá: http://www.eldsd.com/eldsd/zonadura/index.htm

martes, 17 de noviembre de 2009

Una espina clavada

El presidente Hugo Chávez volvió a la carga. Contra Colombia (país con el que dijo que no hablará más, luego de haber dicho que Venezuela debia prepararse para ir a la guerra con el país vecino), contra Estados Unidos (otra vez contra George W. Bush, pero también contra Barack Obama, porque mantiene 5 cubanos presos, condenados de espionaje), y... síp...

Otra vez sopa.


Chávez cargó, una vez más, contra Guido Alejandro Antonini Wilson.

Parece que Antonini Wilson le quedó atragantado y lo mantiene entre ceja y ceja, desde aquellos primeros tiempos en que lo calificó de "traidor".

No hay nada que hacerle.

Porque han pasado ya dos años, tres meses y medio desde el decomiso de la valija (y casi dos años desde el segundo estallido del escándalo con los arrestos en Miami). Pero Chávez no olvida, ni lo olvida...

La ultima andanada fue este domingo 15, cuando dijo que a Antonini Wilson lo considera un bandido, porque dijo que el dinero de la maleta era de Chávez a cambio de negociar su libertad con el FBI (por la Oficina Federal de Investigaciones).

lunes, 16 de noviembre de 2009

Los vuelos de la ONU - el mapa

Tal como subí el mapa de los lugares donde se desarrolló "el caso Antonini", esta semana ofrezco un paneo visual de los vuelos que, a pedido del gobierno de Venezuela, financiaron Franklin Durán y Carlos Kauffmann, y gestionó Alejandro Antonini.

¿La coordinación? A cargo de la Cancillería bolivariana (Camilo Crespo).

¿El objetivo? El ingreso de Hugo Chávez al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

¿Resultado? Fracaso estrepitoso.


Ver Los vuelos de la ONU en un mapa ampliado

viernes, 13 de noviembre de 2009

jueves, 12 de noviembre de 2009

Otra perlita - Dientes de Oro

Retomemos el sendero original de este blog. Esto es, ahondar en el caso de la valija con US$ 800.000 y los esfuerzos que siguieron de los gobiernos de la Argentina y de Venezuela para que Guido Alejandro Antonini Wilson la asumiera como propia.

Aquí les va, pues, otro audio no desclasificado por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI). Es el tape 133, registrado el 12 de septiembre de 2007.

Antonini se reúne con Wladimir Abad, agente registrador en el estado de Florida de las sociedades de Antonini y sus socios Franklin Durán y Carlos Kauffmann.

Muuuuchas margaritas de por medio.

Hasta que, ya pasado de alcohol, Abad soltó su lengua.

Contó cómo viajó a Medellín, Colombia, con el contador de Durán (Raúl Daza), para venderles una avioneta a unos "carajos", como los definió, por el doble de valor real (US$ 1,2 millón en vez de US$ 600.000) en cómodas cuotas de US$ 50.000 (cash, obvio).

Medellín, Medellín... ¿qué hay en Medellín? ¿Un cartel del narcotráfico, acaso?

Durante aquel viaje peculiar, de todos modos, lo que más le llamó la atención a Abad no fue que a los muchachos les importaba un comino las comodidades o el mantenimiento o los papeles de la avioneta, sino que los "carajos" tenían...



sip. Que tenían dientes de oro.

A continuación, un tramo de la transcripción del audio (no lo subo completo porque tiene 156 páginas, pero si alguien lo quiere completo, me escribe a secretosdelavalija@gmail.com y se lo envío con moño y todo).

Ah, me olvidaba! La avioneta en cuestión, matrícula YV2484P, se estrelló el 10 de febrero de 2003 en el aeropuerto de Aguascalientes, México. Provenía de Colombia, transportando 2000 kilos de cocaína.

Aclaraciones varias: "AA" es Alejandro Antonini; "WA" es Wladimir Abad.

AA:

Pero, fíjate, yo no sabía eso, ¿y-y-y eso pasó cuándo, en el 2000?

WA:

2003 creo, sí.

AA:

--yo sabía que el avión lo habían agarrado, pero ellos me dijeron, “No, Alejandro, no, ya nosotros se lo vendimos a dealer, en-en el aeropuerto de Caracas—” Que se lo vendió un dealer a un abogado en-en Va-en, eh, en Valencia, que se--

WA:

[OV] Porque yo- pe-pero, ¿a dónde fuimos--? ¿Tú no supiste que Franklin y yo--? Carlos no quiso ir porqueCarlos siempre se cuidó más que todos- Franklin y yo no- y Miguel Arturo y Ayed Minyat [PH], ¿no fuimos en el King 200 hasta Medellín a ver los tipos? Y fuimos hasta la fábrica de donde- tenían la- el capo de él, y Franklin y yo nos montamos en un Rotach [PH] --

AA:

[OV] ¿Tienen qué? ¿La fábrica de qué?

WA:

Fuimos a la fábrica de avioncitos esos que tenía Miguel en Colombia--

WA:

Que representaba Miguel, y Franklin se montó conmigo en él- porque dimos una vuelta en un helicóptero que me prestaron--

AA:

Ajá.

WA:

--ahí de los capos, y volamos encima de la vaina-- Bueno, ¿pero qué producen aquí? No había ganado, no hay un coño, y una vaina con un pistón y una vaina, y unas luces y un hotel con piscina y fábrica de aviones y vaina- [Se ríe entre diente / Sorbe] –y Franklin me decía, “Coño, Wladimir, ¿pero entonces qué es lo que hacen aquí?” Yo le digo, “Bueno, tú sabrás. Tú sabes qué es lo que hacen aquí porque aquí esto no-aquí no ganado, aquí no hay leche, aquí no hay producción, aquí no hay maíz, aquí no hay sorgo, aquí no hay arroz, aquí no hay- Pero aquí hay billete que jode,¿verdad?” O sea, ellos saben.Franklin fue al- Sabes, que ellos te digan que no [UI], él fue hasta la-hasta la hacienda del capo, que después [UI] y después lo mataron, de paso.Ahora sabemos que está muerto el tipo, don Germán. O sea, ¿qué-qué no sabía Franklin? Yo creo que Franklin sabía, Carlos también. Carlos se quedó— Bueno, ¿qué sí sé vainas? Bueno, eso sí te lo puede decir. O sea, eso sí sé pues. Yo- de otra cosa no sé, pero que ellos sabían de eso ahí, que fuimos, que yo también fui a esa pista… Yo no sabía nada hasta que llegué al sitio. Cuando llegué al sitio, dije, “Qué bolas...” Entonces yo le dije a Franklin, “Franklin, yo no vengo más pa’ acá, sabes...” “No, no, no venimos más nunca pa’ esta vaina.” Digo- pero ya yo estaba embarca’o porque ya yo había ido pa’ allá. [Breve pausa] En ese viaje, Franklin conoció persona a persona al David este, que él compró el avión de verdad, el-el [UI]- el final de- el usuario final, pues -el capo.

AA:

Si cuando-cuando el avión apareció en la prensa, yo le dije, “Mira, Frank, ¿tú me quieres decir la verdad? Porque yo no sigo- yo no te hago más nunca un favor- sabes, hasta aquí llega la amistad de nosotros, de verdad, coño, porque yo no puedo estar con una persona como tú, pues.” Y me-me lo juró, sabes, por su madre que estaba muerta, así mismo me lo dijo, “Te lo juro por mi mamá que está muerta,” qué sé yo, “pregúntale a Wladimir…” Y como yo no tenía tan-no tenía tanta confianza, “él despachó ese avión a Valencia, al-al dealer, a un dealer.”[Resopla]

WA:

Yo lo llevé a Medellín, el avión. Bueno, si- ¿por qué tú crees que la DEA está--? Sí, la DEA está [UI] detrás de mí, ¿por qué? Yo- eh, Wladimir aparece en todos lados. El que delivery el avión fue Wladimir, bueno pues, yo soy el piloto. Me dijeron, “Vaya—” Raúl Daza fue conmigo, huevón. Y los últimos 50.000 dólares que le tenían que entregar, me- querían que me los trajera yo en efectivo. Le dije que no, que se lo dieran a Raúl Daza, que yo no me iba a traer en efectivo 50.000 dólares.

AA:

¿Y se los tra-?

WA:

[OV] Pero también me querían—Raúl Daza se los trajo- 50.000 dólares en efectivo. Y entonces, coño, ¿qué-qué quieres tú más que te diga? Cuando íbamos a ir- cuando le entregamos el avión a los carajos- con unas vainas, unos dientes de oro—O sea, la ma— Chico, cuando yo fui a entregar el avión, que- tú sabes cómo soy yo de- digamos, “by the book,” no, tú sabes--

AA:

[OV] Mm-hmm.

WA:

--como me decían, “mariquita, mariquita, el—” Yo voy, con los clientes del delivery, “Mira, aquí está la lista de las vainas, estos son los libros, estos son- Míralos, la tapicería, quiero que me firmes que estás recibiendo—” Pero, eh, y- “Eh, hermano querido, no se me preocupe, hermano, que todo esto va pa’ afuera ya. Venga y le digo, no, y la tapicería va pa’ afuera.”

AA:

Ah, que le iban a quitar los asientos.

WA:

Así mismo. Ya el tipo me dijo, “Los libros no- [Ruido] –hermanito, no necesitamos libros. No se preocupe por eso, vea—Todo está b-bien, full, no necesitamos libros. La tapicería va pa’ afuera.” [Se ríe entre diente] Y después me dice, este, Raúl Daza, que me lleve 50.000 dólares, dije, “No, joda [UI], yo me voy en mi avión corriendo.”

AA:

¿Y tú te viniste en qué, en comercial?

WA:

En comercial. [Breve pausa] Raúl Daza se quedó esperando- porque en ese— Yo los he salvado más de una vez, pana. Y- eso sí no lo dice— Bueno, pero, yo te voy a contar a ti pa’ que tú sí sepas la verdad de las vainas. ¿Tú sabes quién los salvó a ellos de que no estuvieran meti’os ahorita en un peo? Este huevón que está aquí, porque yo estaba con Raúl Daza, y le- y cuando yo vi ese show, que me dijeron que iban a sacar los asientos, yo le dije, “Mira, Raúl Daza, yo no me voy de aquí hasta que tú me muestres que este avión está traspasa’o. Yo no entrego esta llave, no entrego está mierda [UI] esté traspasa’o, porque nos vamos a meter en un peo,” le dije a Raúl Daza. “Porque estos carajos--” Y Raúl Daza [UI] le dije yo. Y Raúl Daza llamó, caga’o y al- de un día pa’ otro fue que consiguieron ese abogado que es él que está diciendo en Valencia y vaina, que le pagaron a alguien pa’ que-pa’ que se- pa’ que le traspase, pa’ que se hiciera dueño del avión. Y fueron al ministerio. Yo llamé a mi amiga al ministerio, “Mira, ¿traspa--?” “Sí, ya traspasaron.” Okey, y fue cuando me vine. O sea, que éste que está aquí, eso- de eso nunca se acordará y dicen que es mentira- eso sí no sé. De esas vainas no se acuerdan nunca. [Sorbe] Pero, el que los salvó de esa vaina fui yo, porque yo fui el que dije que, “Coño, pa’- hasta que no esté traspasado el avión, yo no vengo.” “Raúl, no sé que vaina…”

AA:

¿Y Frank sabía de lo a-asientos saca’o y todo? [Resopla]

WA:

Claro, es- No, estaba Raúl conmigo, pues, y te- y Raúl estaba presente- [Sorbe]- Raúl Daza—

AA:

Ah, ¿Raúl y Franklin estaban ahí?

WA:

No, Franklin no. Fuimos Raúl y yo en el avión. Raúl Daza estaba conmigo.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Mañana, jueves, en el terruño - La Plata

Toy nervioso, lo reconozco.

Con eso de que nadie es profeta en su tierra...

Veremos qué ocurre.


pd: GRACIAS al CALP y a Manuel L. por el apoyo...

Clarín y yo

Ayer ocurrió algo inusual: aparecí citado por mi nombre en Clarín, el diario con el cual compito desde LA NACION.

Es la primera vez que eso ocurre y, la verdad, agradezco el gesto. Porque, además, fue por partida doble, ya que aparezco en dos artículos el mismo día.

Otras muchas veces aludieron a revelaciones o artículos míos, o incluso "refritaron" párrafos enteros. Pero eso no me molesta, desde que son las "reglas de juego" imperantes. Gusten o no, son las que son.

Lo relevante para mí es que esas "reglas" imperantes tornan más valioso aún el gesto de los colegas de Clarín, donde tengo unos cuaaaantos amigos.

En el panel participaron Adrián Ventura (LA NACION, moderador), Héctor D'Amico (secretario general de redacción de LA NACION), Ricardo Kirschbaum (editor general de Clarín) e Itamar Melo (diario Zero Hora, de Porto Alegre).

Para los que quieran cotejar el evento, en el que no participé, ni al que asistí, pueden leer al respecto en



http://www.clarin.com/diario/2009/11/10/elpais/p-02037580.htm

(el otro artículo, sobre la entrega de premios, en http://www.clarin.com/diario/2009/11/10/elpais/p-02037578.htm)

o en LA NACION:





pd: ergo, GRACIAS a ambos diarios.

martes, 10 de noviembre de 2009

De cómo perderse una primicia

A mediados de marzo o principios de abril de este año, me pasaron un dato: Victoria Bereziuk habría salido con Sebastián Forza, uno de los "empresarios" y aportantes a la campaña presidencial de Cristina Fernández de Kirchner que fueron ejecutados en lo que desde entonces se conoce como "El Triple Crimen".

¿Forza y Bereziuk? ¿Juntos?

Raro. Picante. Explosivo. Pero raro.

A investigar me puse.

Semanas después, tres fuentes del círculo de Forza me confirmaron esa historia.

Pero las tres fuentes son... cómo decirlo... "endebles"...

Por ese motivo, me puse a buscar algún dato "duro". Algún cruce telefónico, alguna declaración "on the record", incluso quizá alguna testimonial. Algo que le diera fuerza a lo que aquellas tres fuentes "endebles" me decían en off the record.

Aquí cabe una aclaración: tal como publiqué en "Los secretos de la valija", hay un médico cirujano que testificó bajo juramento que Forza solía hablar de los otros US$ 4,2 millones que llegaron en el vuelo de Uberti, Bereziuk, Antonini y Uzcátegui. Pero nada dijo, que yo sepa, sobre Victoria y Forza.

De hecho, a esto aludí durante la entrevista que me hizo un colega/amigo de El Tribuno de Salta: http://www.eltribuno.info/salta/diario/2009/09/20/nacional/forza-sabia-del-caso-de-la-valija y http://josesbrocco.blogspot.com/2009/09/forza-sabia-del-caso-de-la-valija.html

Pero pasaron las semanas, continué con mi pesquisa (abonada porque ya algunos portales de Internet habían aludido a eso tiempo atrás), pero no llegué a nada. Punto muerto. Hasta este fin de semana...


Y sí, me tocó perder.

Felicitaciones a los colegas de Perfil y yo... gran bronca gran... a veces toca perder, pero no me gusta perder ni a la bolita. Y menos en algo como esto, que podría arrojar algo de luz sobre QUÉ PASÓ CON ESOS us$ 4,2 MILLONES.

Porque la pregunta es obvia: ¿Y sí Forza era uno de los "canales" para lavar el dinero venezolano que llegaba en valijas a los aeropuertos de la Argentina?

La sugerencia del chef

Recibí el lunes 8 el siguiente libro:


Me preguntarán por qué viene que lo comente. Pues que ya leí un tercio y reconozco que tiene vaaaarios datos que desconocía, además de aportar unas cuantas pistas de investigación.
A esto se suma un argumento más: dado que este blog se centra en el "caso de la valija" que unió pa' siempre a Claudio Uberti, Victoria Bereziuk, Alejandro Antonini, Daniel Uzcátegui, María de Luján Telpuk, los Kirchner, Hugo Chávez... (y siguen las firmas...), les aviso que su autor, Luis Majul, dedica muchas páginas a Uberti y a un polémico fideicomiso.
Ese fideicomiso, al que aludo de pasada en mi libro como el centro de varias denuncias de "irregularidades" y de "corrupción", fue gestionado por los gobiernos de Venezuela y de la Argentina.
Ergo, para el que busque más datos, que compre "El Dueño".

lunes, 9 de noviembre de 2009

Don Joaquín Chamorro

Anoche, domingo 8 de noviembre, me entregaron el Premio a la Excelencia Periodística - Relaciones Interamericanas - 2009 "Pedro Joaquín Chamorro".


No se ve bien en la imagen que subo de la página que hoy publica LA NACION, pero yo estaba como nene con chiche nuevo en plena fiesta de cumpleaños. Más aún porque el nombre del premio es en honor y recuerdo de Don Pedro Chamorro, un periodista de fuste, con talento y unos cojones gigantes.

Pa'l que no lo sepa, fue el director del diario nicaragüense La Prensa y, como tal, se enfrentó con la dictadura de Anastasio Somoza hasta que lo mataron en 1978.

Su asesinato fue uno de los factores que pueden con justicia catalogarse como "el principio del fin" para la Somoza, con todo lo que vino después con los Sandinistas y, en 1990, el triunfo electoral ya en democracia de Doña Violeta, la viuda de Chamorro.
Pa'l que tampoco lo sepa, el premio de la SIP es uno de los 4 ó 5 premios internacionales más grandes que puede ganar un periodista iberoamericano (creo yo que junto con el Rey de España, el de la FNPI de García Márquez, el Moors Cabot a la trayectoria y alguno más que se me escape y por el que pido disculpas!).

Sé, además, que este blog se centra en el libro (para eso lo abrimos en coordinación con Editorial Planeta), pero anoche la organización no me dio la oportunidad de agradecer.

Ergo, que quede constancia:

1. GRACIAS al diario LA NACION. Sin las espaldas, el apoyo y la paciencia del diario, sus directivos, jefes de redacción, editores, periodistas, fotógrafos, infógrafos y todos los que participan de esa aventura, habría resultado imposible investigar el caso. Mucho menos, ganar un premio.

2. GRACIAS a mi familia, empezando por mis hijos, padres y suegros. Sin su banca, mi vida habría sido MUUUUCHO más aburrida.

3. Gracias a Bé. Como le dediqué el libro, ahora va este premio para ella, "mi motor y mi freno".

pd: (este post se pareció mucho a los actores que se largan discursos de 5 minutos cuando reciben un premio. Son insoportables y aburridos! Igual que yo ahora! ja!). Lo siento!